Agradecimientos

La idea de hacer una página de reptiles me llevaba años rondando por la cabeza. Una pagina con contenidos divulgativos sobre reptiles vivos, extintos y también con fichas sobre terrariofilia. Un pequeño popurri de lo que ha sido mi afición y parte de mi trabajo durante los últimos 25 años, aunque mirándolo con perspectiva, es más bien la afición de toda una vida. Por que se nace bichero y eso lo sabe cualquiera que se encuentre identificado en este clado de pintorescos personajes que somos. Digo pintoresco, por que es un grupo de lo más variopinto: cualquiera que haya visitado una exposición de reptiles, la sala de sauropsidos de un museo o una reunión de amigos del “tema” habrá podido comprobar que aficionados e interesados de casi cualquier edad, sexo y condición social se dan cita. Además montar un terrario y comprarse un lagarto es más barato que comprarse una Harley y una buena chupa de cuero, que siempre fue mi otra gran pasión. Veo que estoy escribiendo demasiado, y no es mi intención, pues esto deberían ser sólo unas pequeñas líneas de agradecimiento. No hay personas a las que agradezca más el hecho de ser bichero, y el de haber llegado donde estoy que a mis queridos padres. Si no hubiera sido por ellos y sus constantes palabras de ánimo y entusiasmo, nunca hubiese empezado biología y posteriormente la especialidad en herpetología. Digo empezado, y menos aún lo hubiese acabado a mi partida a su patria querida, la ciudad de Buenos Aires. Creo que conseguir acabar con éxito un doctorado y no acabar después tan quemado como para seguir trabajando en lo mismo, es toda una titánica tarea no exenta en absoluto de mérito propio, pero que no es posible o cuanto menos se torna infinitamente más cuesta arriba si no cuentas con el apoyo de los que te rodean. Pero así fue, y siempre será, y gracias a ellos soy la persona que muy pronto supe que quise ser. Esto, en cuanto al pasado. En cuanto al presente, mis más sinceros agradecimientos recaen en la figura de un personaje contemporáneo muy poco conocido, pero los que lo conocemos sabemos que bajo su sincera apariencia de eterno despistado se encuentra un excéntrico cerebro repleto de engranajes y extraños cachivaches que no paran de girar y moverse sin parar, siquiera cuando duerme. Tal que así, que yo siempre me atrevo a decir, que volverá a inventar el girocóptero. Y si tuviera más tiempo puede que hasta algún día completará su carrera universitaria. Que ya es hora. Aunque de momento me conformo con que halla sido el culpable que finalmente me ha empujado a hacer esta web. Él me ha gestionado dominios y servidores y todas esas cosas que a mi ver son ya inaprendibles para un analfabeto internético de mi calaña. Él me ha ayudado a buscar fuentes y bibliografía y ha completar el material ya existente, provocadome grandes ideas para mi sitio en internet.Además, él ha revisado y ampliado gran parte de los contenidos, enriqueciéndolos incluso más de lo que podía esperar, de modo que esta web es casi tan suya como mia. Decir muchas gracias, es decir poco, pero es lo que hay hasta que vuelvas a pasarte por mi querida Buenos Aires a visitarnos. Así pues muchas y eternas gracias, Kike Frutas, a ti y tus compañeros de foro reptiles de tuatera que estáis siempre ahí, dando lo mejor de vosotros, 32 días al mes y 367 días al año.

Este texto va dedicado principalmente a los que en él me refiero, pero si cualquier otra persona ha tenido el valor y aguante de llegar hasta aquí, le agradezco igualmente por soportar el soberbio tostón. Así que ya me despido, espero disfruten de esta mi humilde página y todos sus contenidos, y si quieren dejar cualquier comentario o crítica sobre Reptiles.org.es los recibiré encantado en mi email javiparra.top(ARROBA)gmail.com