Sistemas y accesorios para lluvia y humedad del terrario No ratings yet.

Tan indispensable como la temperatura y la iluminación del terrario, es la humedad del terrario. Aquí hay varios puntos que todo principiante debe de saber:

 

Fotos: afcone Licencia: Creative Commons
Fotos: afcone
Licencia: Creative Commons

-El habitat más sencillo para empezar es el desértico o semidesértico. No solo por que no hay que instalar costosos sistemas de lluvia, si no por que además en este ambiente bacterias, hongos y ácaros medran más dificilmente. Los restos de comida o heces simplemente se secan y no suelen degenerar en nada más.
-Mantener la humedad no es sinónimo de reducir la ventilación. Esto te traerá mas problemas que ventajas, tales como un enrarecimiento del aire en el terrario que no es nada beneficioso para tus animales o una desmesurada proliferación de mohos, bacterias y otros entes indeseables que provocarán problemas respiratorios en tus reptiles.
-Las plantas naturales aumentan la humedad. Aunque no a todo el mundo se le dan bien y muchas de las que se encuentran fácilmente en floristerías y tiendas de jardinería no aguantan fácilmente dentro de un terrario. No subestimes el hecho de que las plantas también son seres vivos, y como tales, tienen sus necesidades básicas que hay que cubrir o de lo contrario morirán. También, se consciente de lo que hacer: a nadie se le ocurriría plantar helechos en un terrario desértico. Tampoco plantas venenosas ni con espinas. Muchos defienden que en el habitat natural de ciertos animales estos cohabitan con estos tipos de plantas. Y es cierto. Pero en el reducido espacio de un terrario, siempre es mejor no tentar a la suerte ni convertir nuestro terrario en una emulación del templo maldito.
-Muchos animales vendidos y clasificados como desérticos no son tales. A menudo se venden los pogonas y geckos leopardos como animales desérticos. Me refiero a estos por ser por que a menudo son una primera(y muy buena opción) para terrariófilos noveles. Pues, no son animales de un clima desértico extremo. Un gecko leopardo necesita un refugio húmedo para poder mudar correctamente y les suele gustar descansar en ellos. Esto no es antinatural, si no todo lo contrario;en su habitat estos geckos se esconden en madrigueras y grietas que ellos mismos agrandan a su antojo cavando con sus patitas, y en las que la humedad y la temperatura permanecen mucho más estables que en el exterior. Y un pogona nunca rechazará la oportunidad de darse un baño a menudo. La imagen que nos viene a la mente cuando escuchamos “desierto” es un inmenso espacio abierto diáfano donde solo hay dunas de arena. Claro que es la realidad, pero esto es un desierto extremo. Hay desiertos donde pequeños reptiles habitan madrigueras bajo las grandes cactáceas, desiertos de alta montaña, y hay animales que nos quieren vender como desérticos pero no son tales. Generalmente, y para aclarar un poco más las dudas, pocos animales sobreviven en un auténtico y desolado desierto: algunos insectos, escorpiones, arañas, unas pocas y pequeñas especies de lagartos y unas ciertas serpientes medran en desiertos muy extremos. Y será difícil que encuentras estas especies a la venta en comercios(quizás con la excepción de algunos arácnidos).

Bien, ahora veamos los principales métodos para mantener y/o aumentar la humedad de un terrario:

  • Una piscina. Este es el método más básico. Como antes mencionabamos, muchos reptiles considerados desérticos gozaran tomando un baño ocasional. No hay que negárselo. Lo único a tener en cuenta es que usemos un recipiente que sea de fácil acceso y salida, que tengamos cuidado de que no cubra mucho(especialmente tratándose de reptiles jóvenes) y que no sea posible que el reptil lo vuelque.
  • Pulverizaciones periodicas. Otros sistema bastante habitual para aumentar la humedad relativa del terrario. Muy útil cuando sólo tenemos que pulverizar nuestros reptiles si están mudando, o para aumentar ligeramente la humedad pulverizando 3 o 4 veces por semana. Pero poco útil en terrarios que requieren de una humedad alta y constante.
  • Refugios húmedos. Un pequeño tupper con un agujero practicado en la parte superior, y relleno de turba, fibra de coco o musgo, que mantendremos siempre húmedo. A los geckos terrestres les encantan. Duermen y descansan en ellos, mudan perfectamente, hacen las puestas en su interior, y pese al feo aspecto que da un tupper en mitad del terrario, a los reptiles les encanta y hoy por hoy no hay ningún sustituo comercial más decorativo que cumpla esta función.
  • Sistemas de lluvia. Perfectos para terrarios muy húmedos. Son costosos, pero valen la pena. Se trata de una o varias boquillas que podemos poner en uno o distintos terrarios y enchufadas a una pequeña bomba que va conectada a una garrafa de agua. Ponemos un temporizador para que funcione durante intervalos varias veces al dia según nuestras necesidades, y arreglado.
  • Sistemas de nebulización. El resultado es el mismo que el sistema de lluvia, sólo que en este caso no es agua finamente rociada si no que una pequeña placa colocada en un tanque de agua vibrando a una increible velocidad, y esto provoca un vapor frio que inunda y humedece todo el terrario. Muy efectista, más aún en cojunción con una bombilla de luz lunar. Les encantará a los amantes del tunning.

Como punto y final a este apartado, dire que un elemento indispensable en cualquier terrario es un higrómetro. Y si es digital mejor. Los que venden en forma de pegatina y otros de ese estilo son baratos, pero inútiles cuando te das cuenta que una vez pegado no puedes tomar mediciones en ningún otro punto, y además la mayoría en poco más de un año dejan de funcionar o no lo hacen correctamente.

Please rate this

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *